Saltar al contenido

¿Qué método anticonceptivo es mejor para mí?

Existen muchos tipos de anticonceptivos pero no todos son buenos para todas la situaciones. El mejor método de control de natalidad depende de la situación de cada persona.

Se debe tener en cuenta la edad, la frecuencia con la que se mantienen relaciones sexuales y de cuántas parejas sexuales se dispone. También es importante tener claro si se desean tener hijos o no, el historial familiar y si se padece alguna enfermedad.

Anticonceptivos reversibles de larga duración

Son los métodos anticonceptivos pensados para impedir el embarazo de manera permanente durante el tiempo que se están utilizando. La utilización de estos anticonceptivos requiere planificación, ya que son complicados de aplicar.

Dispositivo intrauterino (DIU)

El dispositivo intrauterino, conocido como DIU es un pequeño objeto en forma de T que se instala en el útero y evita el embarazo. Este método anticonceptivo sólo puede instalarse por un experto médico. Una vez instalado, el DIU permanecerá en el útero un periodo largo, de incluso años. Mientras se encuentre dentro del organismo, evitará cualquier embarazo.

Una vez que el tiempo recomendado de uso ha pasado o cuando la mujer desee concebir, el dispositivo puede ser eliminado por un profesional.

Tipos de DIU

Existen diferentes tipos de dispositivos intrauterinos que pueden elegirse para evitar embarazos no deseados.

Por un lado está en DIU hormonal. Esta variedad segrega una hormona en el interior del útero, evitando así el embarazo. La hormona actúa causando el espesamiento de la mucosa cervical. Este proceso evita que los espermatozoides puedan alcanzar el óvulo y así fecundarlo.

El porcentaje de efectividad del DIU hormonal se encuentra en el 99%. A pesar de su efectividad, no todas las mujeres son compatibles con él. Los cuerpos de algunas portadoras lo expulsan al tratarse de un elemento extraño para el cuerpo. El periodo de uso se estima en varios años.

El DIU de cobre es la segunda modalidad de este método anticonceptivo. En este caso, el DIU se instala en contacto con las paredes uterinas, evitando que el óvulo pueda agarrarse y ser fecundado. De llegarse a producir el poco probable caso de la fecundación, la presencia del DIU en el útero evitará que el embrión se agarre a las paredes uterinas y prospere.

La efectividad del DIU de cobre es del 99%, al igual que ocurre con el DIU hormonal. El DIU de cobre puede permanecer dentro del cuerpo hasta 10 años.

El DIU de cobre se desaconseja para mujeres que deseen quedarse embarazadas, que padezcan infecciones pélvicas o hayan sufrido perforaciones del útero en interiores intentos de colocación de un DIU. También se desaconseja para mujeres que padezcan cáncer cervical o cáncer de útero.

Implantes hormonales

Se tratan de pequeños implantes en forma de barra que se introducen por debajo de a piel. Los implantes tiene el grosor de una cerilla y están fabricados en plástico flexible, por lo que se evita cualquier incomodidad al portarlos. Este método tiene un porcentaje de efectividad del 99%.

La colocación de los implantes se realiza de manera quirúrgica. El implante se coloca debajo de la piel del bazo de la mujer.

El implante segrega una sustancia hormonal que puede durar hasta cinco años. Consulta a tu médico sobre las diferentes variedades de implante hormonal y cuál se adapta mejor a tus necesidades.

Métodos anticonceptivos hormonales

Los métodos anticonceptivos hormonales se basan en sustancias que se administran al cuerpo con diferentes tipos de hormonas. Las hormonas causan efectos distintos, los cuales evitan el embarazo no deseado.

De acción corta

Estos métodos concentran diferentes tipos de tratamientos que, aplicados correctamente, evitan la concepción. Dependiendo de la hormona utilizada, el método evita la ovulación, refuerza la mucosa cervical, o reduce la pared uterina. Es necesario consultar con nuestro médico sobre qué método se adapta mejor a nuestras necesidades y si alguno de ellos podría originarnos complicaciones debido a nuestro estado de salud.

Dentro de esta variante de métodos hormonales se pueden enumerar los siguientes.

  • Métodos de control de la natalidad inyectables. Se trata de inyecciones de diferentes hormonas que se suministran periódicamente cada 3 meses. Este método puede causar la pérdida de masa ósea, por lo que sólo es recomendable en los casos que un profesional lo aconseje.
  • Las pastillas anticonceptivas son quizás el método anticonceptivo más popular y conocido. Las pastillas se toman diariamente y evitan la ovulación normal en la mujer o interfieren en el funcionamiento de los espermatozoides.

Métodos hormonales combinados

Se llaman métodos hormonales combinados porque los tratamientos utilizan dos sustancias diferentes para lograr un sólo objetivo, evitar la ovulación y robustecer la mucosa cervical. Este tipo de tratamientos pueden suministrarse mediante pastillas, parches o un aniño vaginal.

Este tipo de tratamientos hormonales acarrean algunos riesgos, como la formación de coágulos, que está asociado al uso de estrógenos que contienen. Debes consultar primero con tu médico para comprobar si estos métodos se adaptan a tus necesidades y son seguros para ti.

Existen diferentes métodos hormonales combinados que pueden utilizarse en la actualidad:

  • La píldora anticonceptiva, quizás el método más utilizado a lo largo de la últimas décadas, combina estrógeno sintético junto con progesterona para evitar la ovulación natural. Se debe tomar una píldora al día, preferiblemente en el mismo momento del día, para asegurar su máxima efectividad. En la actualidad existen multitud de variedades de la píldora anticonceptiva. Debemos consultar con nuestro médico cuál se adecua mejor a nuestras necesidades.
  • Los parches anticonceptivos son uno parches finos de plástico que se adhieren a la piel y segregan hormonas a través de tu piel, llegando así a la sangre. El parche se debe pegar en la parte baja del abdomen, en las nalgas, en el brazo o en el tronco para que haga efecto correctamente. El parche se debe cambiar una vez a la semana. El tratamiento se utiliza durante tres semanas, La cuarta semana se deja descansar al cuerpo para que ovule.
  • El anillo vaginal es un objeto circular, de alrededor de cinco centímetros de diámetro, el cual segrega hormonas directamente dentro de la vagina. El anillo permanece dentro del cuerpo durante tres semanas. En la cuarta semana, el anillo se retira para permitir la ovulación. Cuando pase la cuarta semana, se puede continuar con este método insertando un nuevo anillo.